¿Qué es la Terapia Genética, y cuales son sus tipos?.

La terapia genética es una técnica médica que se utiliza para tratar enfermedades genéticas y otros trastornos de origen genético.

Esta técnica consiste en la introducción de material genético en el cuerpo de una persona con el fin de corregir o modificar el funcionamiento de sus células.

Índice o Guia del Contenido

Historia de la Terapia Genética

La terapia genética se ha desarrollado desde la década de 1970, cuando los científicos comenzaron a explorar la posibilidad de usar la tecnología del ADN recombinante para modificar el material genético humano.

En la década de 1980, los primeros ensayos clínicos de terapia génica se llevaron a cabo en pacientes con deficiencia de adenosina deaminasa (ADA), una enfermedad hereditaria rara que afecta el sistema inmunológico.

Tipos de Terapia Genética

Hay varios tipos de terapia genética, que incluyen.

Terapia Génica Somática

La terapia génica somática se enfoca en tratar células que no son células germinales (óvulos y espermatozoides) y por lo tanto no se transmiten a la descendencia. Esta técnica utiliza vectores para entregar material genético modificado en las células del cuerpo del paciente.

Terapia Génica Germinal

La terapia génica germinal se enfoca en tratar células germinales, lo que significa que el cambio genético se transmitirá a la descendencia. Esta técnica es más controvertida porque puede tener consecuencias impredecibles en la descendencia.

Terapia Génica Ex Vivo

La terapia génica ex vivo implica la extracción de células del paciente, la modificación del material genético en un entorno de laboratorio y la reintroducción de las células modificadas en el cuerpo del paciente.

Aplicaciones de la Terapia Genética

La terapia genética se ha utilizado en el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades, que incluyen:

Enfermedades Hereditarias

La terapia genética se ha utilizado para tratar enfermedades hereditarias, como la enfermedad de Huntington, la fibrosis quística y la distrofia muscular.

Cáncer

La terapia genética también se ha utilizado para tratar el cáncer, específicamente para modificar las células inmunitarias del paciente para que ataquen y destruyan las células cancerosas.

Enfermedades Cardiovasculares

La terapia genética también se ha utilizado para tratar enfermedades cardiovasculares, como la enfermedad arterial coronaria y la hipertensión arterial.

Limitaciones y Riesgos de la Terapia Genética

Aunque la terapia genética ha mostrado resultados prometedores en ensayos clínicos, también presenta limitaciones y riesgos importantes que deben ser considerados.

Efectos Secundarios

La terapia genética puede tener efectos secundarios no deseados, como inflamación, daño a los tejidos y reacciones alérgicas.

Ética

La terapia genética también plantea cuestiones éticas, como la posibilidad de crear "bebés de diseño" y la preocupación de que la modificación genética pueda utilizarse para fines no terapéuticos.

Efectividad

A pesar de que la terapia génica ha mostrado ser prometedora en el tratamiento de ciertas enfermedades, todavía existen limitaciones en cuanto a su efectividad. En algunos casos, la terapia genética puede no funcionar o los resultados pueden ser temporales.

Además, puede haber variaciones en la respuesta de los pacientes a la terapia genética, lo que dificulta la predicción de la efectividad en cada caso.

A pesar de estos desafíos, los investigadores continúan explorando y mejorando la terapia génica como una opción de tratamiento para enfermedades genéticas y otros trastornos.

trastornos

La terapia genética también se está investigando como una opción de tratamiento para trastornos no hereditarios, como el cáncer y las enfermedades autoinmunitarias. Aunque estos trastornos no son causados por mutaciones genéticas hereditarias, se cree que ciertos genes pueden estar involucrados en su desarrollo.

La terapia génica puede ser una forma de modificar estos genes para tratar estos trastornos. Sin embargo, todavía se necesitan más investigaciones para determinar la seguridad y efectividad de la terapia genética en el tratamiento de estos trastornos.

En resumen

La terapia génica es una técnica médica que implica la introducción de material genético en el cuerpo de una persona para corregir o modificar el funcionamiento de sus células. Se han desarrollado varios tipos de terapia génica, que se han utilizado para tratar una variedad de enfermedades, incluyendo enfermedades hereditarias, cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, la terapia génica presenta limitaciones y riesgos importantes, como efectos secundarios, cuestiones éticas y variaciones en la efectividad en diferentes pacientes. A pesar de estos desafíos, la terapia génica sigue siendo un área activa de investigación y desarrollo para tratar enfermedades genéticas y otros trastornos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es la Terapia Genética, y cuales son sus tipos?. puedes visitar la categoría Ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web usa cookies propias para que funcione correctamente, anonimas de analitica y publicitarias. Nuestros socios(incluido google) pueden almacenar, compartir y gestionar tus datos para ofrecer anuncios personalizados. Puedes aceptarlas, revocarlas o personalizar tu configuracion para este sitio en cualquier momento desde la politica de cookies Mas informacion